La cúrcuma, un tesoro de bienestar

Invítalo a tu mesa cada día como ingrediente clave

O como suplemento nutricional

¡Aumenta tu cuerpo, tu inmunidad y tu belleza!

La cúrcuma es una de las especias medicinales más conocidas en la actualidad.

Es una planta terapéutica de la India y Asia, utilizada para purificar el cuerpo.

 

 Pero, ¿cuáles son las propiedades medicinales de la cúrcuma?

¿Cómo utilizarlo para curar ciertas enfermedades?

Las propiedades medicinales relacionadas con su composición natural atraen cada vez más la atención de los laboratorios especializados en suplementos nutricionales naturales y orgánicos.

La excepcional riqueza nutricional y terapéutica de la cúrcuma le otorga un lugar de elección en muchos tratamientos.

El principal compuesto activo de esta planta es la curcumina.

Es un potente antioxidante que tiene propiedades medicinales depurativas de la sangre, cicatrizantes (especialmente en los intestinos), antiinflamatorias, protectoras del hígado y preventivas contra el cáncer.

La incluimos en nuestra tienda de cúrcuma como suplemento nutricional por sus excelentes propiedades antiinflamatorias sistémicas.

Gracias a este elemento, se eliminan la mayoría de las toxinas presentes en el organismo.

Estimula la digestión y protege todos los órganos digestivos (intestinos, estómago, hígado, riñones, páncreas).

Por lo tanto, la cúrcuma es un tratamiento natural eficaz para la prevención del cáncer de estómago, riñones y páncreas.

Bloquea el desarrollo de las células cancerosas producidas por la radiación y protege las células sanas, los cromosomas y el ADN.

Su función antiinflamatoria también ayuda a reducir el dolor crónico relacionado con las enfermedades cardiovasculares y neurodegenerativas.

La cúrcuma también facilita la remisión de golpes violentos en músculos, huesos y tendones. Las zonas acidificadas se liberan de sus toxinas gracias a la curcumina, que regula la circulación.

 Además, su alto contenido en vitaminas ayuda a curar y desinflamar las zonas sensibles.

Esta especia rica en almidón (entre el 45 y el 55%) también contiene curcuminas, que son potentes colorantes naturales.

Por ejemplo, es debido a estas curcuminas que la cúrcuma puede manchar fácilmente la ropa, a menudo de forma indeleble.

No olvidemos mencionar el papel de la cúrcuma en la cosmética, en sus cremas para el cuidado de la piel, pero también y cada vez más, en su cuidado corporal.

Hidrata, limpia y ayuda a la piel a luchar contra los radicales libres y el envejecimiento prematuro.

 

 Los ingredientes activos de la cúrcuma nutren y embellecen la piel.

 

Sus infusiones completan este efecto rejuvenecedor y potenciador para reparar la degradación de los tejidos desde dentro.

A base de raíces picadas, la cúrcuma se presta perfectamente a la infusión.

Consejos prácticos para utilizar las raíces de cúrcuma.

Para preparar la raíz cortada de cúrcuma larga como infusión, vierta unos 150 ml de agua hirviendo sobre una cucharadita rasa (1,3 g) y déjela durante 30 minutos.

Tendrá buenos resultados, consumiendo al menos dos tazas al día.

También es muy recomendable combinar la cúrcuma con plantas ricas en virtudes para facilitar el tránsito intestinal y una buena asimilación del colesterol.

La cúrcuma puede asociarse con el jengibre, la pimienta negra, el fenogreco, la Boswellia serrata, el Harpagophytum, el Ganoderma, el Cardo Mariano, la Espirulina, la Chlorella, el Ginseng, el Guaraná y la Uña de Gato.

Sean cuales sean sus preferencias, consuma la cúrcuma como parte de un protocolo de cuidados, en cosmética, como suplemento nutricional, infusiones o como ingrediente clave en su crema antiarrugas o rejuvenecedora, sus beneficios son innegables.

Las asociaciones potenciadoras

Cuando la cúrcuma se consume con jengibre, pimienta negra y fenogreco, su poder de absorción aumenta considerablemente en el intestino, así como sus propiedades antiinflamatorias, antivirales, de refuerzo de la inmunidad y rejuvenecedoras.

Por otro lado, la combinación de cúrcuma con Boswellia serrata y Harpagophytum se recomienda para la inflamación y el dolor articular.

El cardo mariano, la ganoderma, la espirulina, las bayas de Goji y la chlorella, en combinación con esta planta, permiten desintoxicar, remineralizar y dar vitalidad al organismo en profundidad. Sus órganos vitales, así como su sistema inmunitario, encuentran en el curcumum una respuesta protectora y una acción preventiva.

Sea cual sea su deseo, para encontrar fuerza, vitalidad, energía y una buena actividad sexual, puede recurrir a las asociaciones para reforzar las acciones.

Combina esta especia con el ginseng, la ashwagandha, el guaraná y el carbón vegetal, ¡y la mejora no tardará en llegar!

¿Qué hay que recordar?

La cúrcuma, en todas sus formas, es una importante planta medicinal que puede acompañar el tratamiento de varias enfermedades. La cúrcuma es un ingrediente clave en sus cosméticos y suplementos nutricionales para rejuvenecer desde el interior.

Es un aliado de la belleza que cada vez ocupa un lugar más destacado en los cosméticos, combinado con raíces como el jengibre para potenciar sus acciones.